Qorikancha Cusco

Qorikancha Cusco o Templo del sol, deidad inca trascendental, erigido bajo el mandato del inca Pachakuteq (Transformador del Mundo), fue el centro ceremonial más importante del incanato. El templo del sol Qorikancha Cusco gozaba de un estado elevado, pues el inicio de los ceques (líneas imaginarias sagradas incas), es el lugar de donde parte de la ceremonia del Inti Raymi y marca el ejemplo más importante de arquitectura imperial inca.

En el Qorikancha Cusco se ubica también la iglesia de Santo Domingo, perteneciente a la orden dominica, que se queda con el lugar después de la conquista inca.

Historia del Qoricancha

Existen diferentes versiones de quién fue el gobernante que ordenó construir Coricancha; mientras algunos dicen que este edificio existió antes de los incas y que hicieron una remodelación del edificio, otros dicen que fue el Inca Pachacutec quien ordenó la construcción del templo luego de su victoria sobre los chanchas en 1438. Además, según algunos historiadores , durante la época de Manco Cápac este fue un pequeño templo llamado Inticancha, y con la llegada de Pachacútec la construcción alcanzó su colosal tamaño y pasó a llamarse Coricancha.

Como todas las construcciones incas, este templo fue construido con piedras talladas con gran precisión y sin argamasa. Además de un tamaño impresionante, estas piedras llaman la atención por la gran cantidad de ángulos que tienen: algunas de ellas tienen hasta 30 esquinas que conectan perfectamente con todos los que las rodean.

Debido a que estaba dedicado al dios sol, este edificio estaba completamente cubierto por suntuosas planchas de oro. Además, en el interior del templo estaban representadas en oro, plata y tumbaga (una aleación de oro y cobre) algunas de las deidades incas y ciertos elementos de la fauna y flora de nuestro país. Antes de la llegada de los conquistadores españoles, el templo contaba con una gran cantidad de salas con diferentes funciones. El interior era solo para las personalidades más importantes de la época, mientras que los habitantes de todo el Imperio que llegaban a este lugar para adorar a sus dioses lo hacían en el exterior. Además, en los jardines de la parte baja del templo acudían las tribus conquistadas para entregar sus ofrendas.

Qoricancha y la llegada de los conquistadores españoles

En el año 1533 Coricancha sufrió, como todo el país, la ambición de los conquistadores españoles, quienes saquearon el templo y arrancaron de sus muros las grandes planchas de oro. Juan Pizarro, hermano de Francisco Pizarro, conquistador del Perú, recibió este templo y lo donó a los dominicos. Después de quitarle todos los elementos de valor y destruir la gran mayoría del edificio, esta orden religiosa construyó sobre sus cimientos el Convento de Santo Domingo. 

Qoricancha hoy

Hoy en día este lugar se conoce con el apellido que recibió: Convento de Santo Domingo. Es un gran edificio de arquitectura colonial pero aún con reminiscencias incas que permiten al turista imaginar su magnitud durante el Tahuantinsuyo. Es uno de los atractivos turísticos más importantes de la ciudad del Cusco y todos los días lo visitan cientos de turistas y se sorprenden con la historia de este lugar. En el interior, colgando sobre los muros coloniales e incas, encontrarás obras de arte colonial y contemporáneo y en sus pasillos, verás algunos de los objetos litúrgicos y vestimentas de la época. 

Principales atractivos de Coricancha

El templo del sol

De todo Coricancha, el Templo del Sol fue el más importante. De hecho, era tan grande que ocupaba más de la mitad de la Iglesia de Santo Domingo, que hoy ocupa su lugar. En este templo, aún hoy se pueden ver los cuerpos embalsamados de los Hijos del Sol, los cuales descansan sobre sillas de oro, colocadas en una mesa dorada. Se encontraron varias momias aquí, y antes de que fuera destruido, se creía que el templo estaba protegido por Mamaconas, la sacerdotisa del Sol. Lamentablemente, la mayor parte del templo fue destruido por los españoles para construir la iglesia.

El templo de la luna

No muy lejos del Templo del Sol se encuentra el Templo de la Luna. Considerada la esposa del sol, el Templo de la Luna era una parte importante de Coricancha. El templo mismo irradiaba belleza, revestido de plata y decorado con representaciones de la luna. Lamentablemente, la mayor parte de este templo también fue destruida para dar cabida a la iglesia española.

El templo de Venus y las estrellas

Así como el Sol era Dios y la Luna era su esposa, las estrellas eran las hijas del Inca y sirvientes de la luna. El templo para celebrar las estrellas estaba cerca de la luna pero estaba separado por un pequeño callejón, dedicado a Venus. El Templo de las Estrellas es donde se divinizaba al Inca para las fiestas, ceremonias y sacrificios, que se realizaban en el patio.

Templo arcoiris

El arco iris también fue adorado por los incas y también tenía un templo dedicado. El Inca creía que los arcoíris eran producidos por el sol. Lamentablemente, la mayor parte de este templo también fue destruida para dar cabida a los edificios del Convento de los Dominicos.

El jardín solar

El Jardín Solar se convirtió casi en un almacén de las ofrendas que traían los súbditos para honrar al Dios Sol. Consta de muchas cosas como flores y otros follajes traídos del Tahuantinsuyo. La investigación ha sugerido que estas ofrendas estaban hechas de oro y plata. Eran tan abundantes que llenaron el enorme jardín. Durante la época colonial se convirtió en el jardín de los frailes dominicos.

Las fuentes

En el Coricancha original había 5 fuentes diferentes y el origen del agua era un secreto. Cada fuente tenía un significado religioso diferente y, al más puro estilo coricancha, estaba decorada con hermosos metales.

Visitar Coricancha

Si planeas visitar Cusco, Coricancha tiene que estar en tu lista de lugares por conocer. El ingreso a este templo se puede hacer de manera independiente pero también está incluido en el Boleto Turístico del Cusco, que incluye el acceso a este y otros lugares turísticos de la ciudad y sus alrededores, por lo que si lo compras solo tendrás que entregarlo sin pagando adicionalmente por el acceso. Además, si tu viaje a la Ciudad Imperial coincide con el Inti Raymi, que se celebra todos los años el 24 de junio, este es el mejor momento para ir a Coricancha, ya que en este lugar hay un gran espectáculo con cientos de actores, que recrean cuál fue la mayor celebración del Imperio Inca. 

Horario: Lunes a Sábado de 8:30 am a 5:30 pm Domingos de 2:00 pm a 5:00 pm 

Precio (sin Boleto Turístico): admisión general S / 15; estudiantes S / 8 y niños menores de dos años, Cusco y residentes en Cusco, entrada libre.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola 🙋‍♂️
¿En que podemos ayudarte?