Ollantaytambo, la entrada a Machu Picchu

Ubicado en el distrito homónimo, de la provincia de Urubamba, del departamento de Cusco, a 2792 m.s.n.m. perteneciente al Valle sagrado de los incas, es un paso obligado hacia Machu Picchu y el inicio del Camino Inca.

Es el único lugar que conserva tanto la arquitectura y urbanismo inca original, además de la división urbana auténtica inca. Esta división se utiliza para separar los barrios de Ollantaytambo, separándolos en derecha e izquierda, yanantin y masintin en tiempos del incanato. La traza urbana inca se mantiene hasta el día de hoy en Ollantaytambo, puesto que los acueductos siguen en pleno funcionamiento y varias edificaciones siguen estando presentes a pesar de que ya pasaron casi 500 años de los incas habitaran esta zona.

Ollantaytambo recibió de varios vocablos incas, siendo el más aceptado que Ollantay recibió el nombre del nombre de un general Inca, cuya vida es plasmada en el libro célebre «El Drama Ollantay» y Tambo que es un lugar de almacenamiento.

El Inca Pachacuteq, quién conquista la zona y manda a re-edificarla, designado para el Cusco 4 grandes lugares donde se almacena la producción Inca, siendo estos 4 «tambos» Paqarectambo, Paucartambo, Limatambo y Ollantaytambo, de ahí que radica la importancia de Este centro arqueológico.

Historia de Ollantaytambo

Ollantaytambo fue uno de los muchos asentamientos conquistados por Pachacutec, el noveno rey Inca que comandó la transformación del Reino de Cusco en el poderoso  Tawantinsuyu  o Imperio Inca. Bajo su reinado, Ollantaytambo sirvió como un puesto de avanzada fundamental para los nobles incas y los trabajadores agrarios. A su muerte, la finca quedó bajo el control de su linaje de acuerdo con los privilegios territoriales reservados a los reyes incas.

A diferencia de Machu Picchu, tenemos extensos registros escritos sobre la historia de Ollantaytambo en los años durante y después de la conquista. Cuando el líder rebelde Manco Inca escapó de Cusco, estableció su cuartel general aquí y se convirtió en el sitio de la infame Batalla de Ollantaytambo en 1537. Frente a un ataque entrante, Manco Inca ordenó la construcción de una presa fluvial para inundar el valle y utilizó el terrazas como terreno más alto para derrotar a los soldados españoles.

Las fuerzas rebeldes incas finalmente se retiraron más hacia la jungla y Ollantaytambo cayó firmemente en posesión de los colonos españoles. El pueblo se convirtió en un punto focal para el asentamiento en el Valle Sagrado, primero como una encomienda  otorgada a Hernando Pizarro, hermano del conquistador Francisco Pizarro; y luego como una importante fuente de tributo y trabajo para el estado colonial. ( Encomiendas  eran parcelas de tierra dada a los colonizadores españoles. En feudal-como la moda, el concesionario tiene derecho a la mano de obra de las comunidades nativas que vivían en ella, aparentemente a cambio de la educación y la protección religiosa.)

El pueblo de Ollantaytambo permaneció habitado durante este período de tumulto. Hoy, sus viviendas precolombinas más antiguas comparten espacio con edificios coloniales españoles y construcciones contemporáneas. Juntos, cuentan la historia de un pasado largo y en capas.

Arquitectura

La arquitectura de Ollantaytambo es monumental . El trazado del sector urbano incluye dos áreas claramente diferenciadas: residencial y administrativa. Exquisita mampostería  se muestra junto con una  impresionante tecnología agrícola  que incluye terrazas, fuentes y canales de riego que todavía se utilizan en la actualidad.

Tanto por su diseño urbano como arquitectónico, Ollantaytambo es posiblemente una de las construcciones incas más sofisticadas. Con base en las crónicas de la conquista y la posición estratégica del sitio, los eruditos creyeron durante mucho tiempo que este lugar era una fortaleza para la defensa militar. Pero la alta calidad del trabajo en piedra sugiere que también sirvió como lugar de descanso a largo plazo para las familias reales que transitan por el Valle Sagrado, posiblemente siguiendo los senderos de Cusco a Machu Picchu.

¿Qué ver  en Ollantaytambo?

Ollantaytambo tiene tres áreas principales de interés: el pueblo, el Templo del Sol y las terrazas.

LA CIUDAD 

Ollantaytambo exhibe una distribución del espacio altamente organizada, con un  diseño de cuadrícula y un diseño poligonal . La plaza principal está en el centro de la ciudad, pero su área total actual es una fracción de su tamaño original.

Los lados sur y norte de la ciudad son bastante distintos. El sur está más pulido con mejor mampostería, mientras que el norte está generalmente en malas condiciones con trabajos arquitectónicos y de diseño urbano de menor calidad. Los edificios residenciales siguen patrones similares: un patio central, edificios de una habitación, recintos amurallados y uno o dos espacios públicos de reunión, conocidos como  canchas .

En el lado oeste del pueblo y al otro lado del río Patacancha, hay una construcción adyacente conocida como Aracama, que presenta una arquitectura menos impresionante, aunque sí incluye lugares dignos de visitar, como la plaza principal o Manyaraqui, la Iglesia Católica, el Templo. de Agua, y el Baño de la Ñusta.

EL TEMPLO DEL SOL 

El “ Templo del Sol ” está ubicado en una zona llamada Aracama (también conocida como “La Fortaleza”). El templo se asienta sobre una pirámide de diecisiete terrazas que dan a la plaza principal de Manyaraqui. Llegar a la cima presenta un desafío debido al estado y la cantidad de escaleras de piedra. Deje pasar de 20 a 30 minutos para subir a la cima. Se recomienda precaución durante las tormentas de lluvia ya que las piedras pueden volverse resbaladizas.

Las rocas de pórfido rojo que componían este templo ahora en su mayoría desaparecieron, se tomaron para construir la ciudad colonial de abajo, pero el saqueo de piedras ha continuado en tiempos recientes. Solo seis monolitos sobreviven en su lugar, pero cuentan la historia de una estructura que debe haber sido magnífica.

En la parte superior del Templo del Sol, hay otra estructura llamada Inca Huatana, una pared plana con pequeños nichos de varios centímetros de profundidad, aparentemente utilizada para la observación astronómica. La complementariedad entre los monolitos y la estructura astronómica refuerza la idea de que el sitio tenía funciones espirituales y rituales. También se cree que la construcción del Templo fue interrumpida por la llegada de los conquistadores españoles y nunca terminó.

LAS TERRAZAS

Una característica distintiva de la región del Valle Sagrado es la presencia ubicua de  andenes  (terrazas). Son evidencia de que las poblaciones locales dominaron las desafiantes condiciones ambientales y geográficas de los Andes para crear tierras productivas. Los  andenes  de Ollantaytambo son  un logro maravilloso de la ingeniería agraria temprana . Tienen cerca de 2,300 pies de largo, 190 pies de ancho y 50 pies de profundidad.

Estas terrazas tienen altos muros de piedra pulidos. La posición de las estructuras con respecto al sol y la pendiente del cerro les permite absorber el calor solar durante el día y retenerlo durante la noche cuando bajan las temperaturas. Esto crea un microclima que permite el crecimiento de cultivos desde altitudes más bajas.

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO DE OLLANTAYTAMBO

El complejo arqueológico de Ollantaytambo juega una función militar, religiosa y agrícola, además de almacenamiento de bienes producidos, el centro arqueológico se divide en los siguientes sectores:

  • La Casa del Sol: Compuesto por terrazas que van en dirección al centro del pueblo.
  • Choqana: “donde se arroja o se derriba” fue el centro administrativo del centro arqueológico.
  • K’uychipunku: Ubicado al costado del río Patacancha, se cree que eran las puertas de acceso al complejo arqueológico.
  • Templo del Sol: Imponente monolito ubicado en el centro del sitio arqueológico, fue el lugar más ceremonial del lugar.
  • Recinto de las 10 hornacinas: Corredor ubicado en la zona alta de Ollantaytambo, en este lugar se puede encontrar 10 hornacinas o ventanas cerradas, todas talladas de manera perfecta.
  • Andenería: Apreciables a larga distancia, están ubicadas a una vista simple y es la cara visible del centro arqueológico.

Además del complejo arqueológico, Ollantaytambo tiene otros atractivos, las principales fiestas que se celebran en la región son:

  1. Festividad del niño de Markaqocha: Festividad costumbrista – religiosa que se desarrolla el 6 de enero de cada año, donde se saca en procesión a una imagen del niño Jesús, dela comunidad de Markaqocha, para un encuentro con imágenes del niño Jesús de otras comunidades Esta festividad congrega danzas, música y tradición viva.
  2. Festividad del Sr. De Choquekillka: Festividad costumbrista – religiosa que se desarrolla en Pentecostés de cada año, donde se vende una cruz conocida como señor de Choquekillka por todo el distrito junto a comparsas de danzas y música, esta cruz es el patrón jurado de la localidad.

¿Cómo llegar a Ollantaytambo? 

Dos caminos conectan Ollantaytambo con la ciudad del Cusco. La ruta más corta (Ruta 3S) pasa por Chinchero y atraviesa un altiplano; la segunda (Ruta 28B) es por Pisac y el Valle Sagrado. Ambos caminos se conectan en Urubamba y continúan en un solo camino hacia Ollantaytambo. Si el clima y las condiciones de la carretera lo permiten, un traslado directo entre Cusco y Ollantaytambo es de aproximadamente 1,5 horas de duración. Los autobuses y taxis (privados y compartidos) sirven la ruta.

Veinticinco millas adicionales separan Ollantaytambo de Machu Picchu. No hay camino directo a Machu Picchu, solo ferrocarril. Una buena forma de organizar un  itinerario de Machu Picchu  es llegar a Cusco, tomar un bus o taxi a Ollantaytambo, pasar la noche allí (o en Urubamba) y luego tomar un tren a Machu Picchu. Para las pernoctaciones, Urubamba y Ollantaytambo ofrecen la gama completa de alojamientos, desde hostales básicos hasta resorts de lujo, y todo lo demás.

¿Dónde comer  en Ollantaytambo?

La ciudad de Ollantaytambo tiene una serie de maravillosos restaurantes que ofrecer, que van desde los más económicos hasta los más elegantes. Aquí hay algunos favoritos:

EL ALBERGUE

El elegante restaurante El Albergue, ubicado en el hotel del mismo nombre, sirve una versión contemporánea de la cocina andina.

Teléfono: (+51) 84204014

CHUNCHO

Un restaurante más nuevo de los mismos propietarios que El Albergue, Chuncho es un gran lugar para probar algunos de los platos tradicionales más deliciosos de la región con énfasis en los ingredientes locales de temporada.

Teléfono: (+51) 84204014

APU VERONICA

Este encantador restaurante sirve una mezcla fresca de platos internacionales y peruanos, y sus grandes ventanales también lo convierten en un excelente lugar para disfrutar de la vista.

Teléfono: +51983767932

¿Dónde hospedarse en Ollantaytambo?

La ciudad ha desarrollado una serie de cómodos alojamientos que hacen de la estadía en Ollantaytambo la manera perfecta de relajarse. Aquí hay algunos favoritos:

EL ALBERGUE

El clásico El Albergue Hotel es el más antiguo en el área del Valle Sagrado y data de 1929. Ubicado justo en las vías del tren, tiene un exclusivo restaurante gourmet con cocina abierta (clasificado como el número 1 en Trip Advisor para restaurantes). También terminaron recientemente de remodelar todas las habitaciones, cada una con mucho carácter y una vista a un patio con jardines. La mejor característica es la sauna de eucalipto gratuita.

PAKARITAMPU

El hotel Pakaritampu está a sólo cinco minutos a pie de la estación de tren y es uno de los hoteles más nuevos y modernos de Ollantaytambo, con amplios prados y jardines. Catalogado como un hotel de cuatro estrellas, tiene áreas comunes y jardines llamativos, pero carece de la elegancia rústica o el carácter vintage que encontraría en El Albergue.

HOTEL SAUCE 

Otro hotel que podrías considerar es el Hotel Sauce, a solo 10 minutos a pie de la estación de tren y con las mejores vistas de las ruinas del pueblo. Con una ubicación céntrica justo al lado de la Plaza de Armas, la propiedad tiene fácil acceso a algunos de los mejores sitios históricos de la ciudad. Pero no tiene los jardines serenos ni el carácter encantador que encontraría en los hoteles El Albergue o Pakaritampu.

Mejor época para visitar Ollantaytambo

Ollantaytambo es posible visitar durante todo el año, pero al igual que otras partes de la región de la sierra de Perú, está sujeto a dos estaciones distintas: la estación lluviosa y la estación seca. La temporada de lluvias en Perú dura de noviembre a marzo (siendo los meses de lluvia más intensa enero y febrero), mientras que la temporada seca dura de abril a octubre. Para obtener información más detallada sobre cuándo visitar, asegúrese de revisar nuestros blogs sobre el mejor momento para visitar Perú y el mejor momento para visitar Machu Picchu antes de planificar su viaje.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola 🙋‍♂️
¿En que podemos ayudarte?